Antes de lograr la victoria por 126 a 118 en el Capital One Arena ante los Washington Wizards, los Golden State Warriors decidieron hacer una llamativa parada para visitar al ex presidente de los Estados Unidos Barack Obama.

Un encuentro que generó polémicas después del rechazo de un grupo de jugadores a la invitación que recibieron del actual líder estadounidense Donald Trump en 2017 para celebrar su título obtenido tras vencer a los Cleveland Cavaliers.

Un evento que se ve como una tradición para todo equipo que llegue a la capital norteamericana es visitar al presidente del país. Un acontecimiento que no se llevó a cabo este jueves cuando los Warriors se enfrentaron ante los Wizards.

Por el contrario, Stephen Curry, Kevin Durant y el resto del plantel decidió pasar por la oficina del ex mandatario Barack Obama en un encuentro informal que duró aproximadamente una hora y que no consistió de ninguna otra actividad.

"Fue increíble", dijo "Durantula" con respecto a la reunión. El basquetbolista de 30 años", junto a otras figuras como LeBron James, fueron algunos de los que se mostraron en contra de las decisiones que tomó Trump a lo largo de su mandato.

Los Warriors no fueron a la Casa Blanca para celebrar sus campeonatos de 2017 o 2018. El presidente Donald Trump retiró la invitación en 2017 luego de que varios jugadores, incluido Stephen Curry, dijeron que no irían si fueran invitados.

Este año simplemente decidieron ver al presidente con el que sí convivieron en el primer título que ganaron en esta era. Los Warriors visitaron a Obama, un gran fanático del basquetbol, en febrero de 2016 para celebrar su campeonato de 2015.

%d bloggers like this: