DENVER — La actitud, una anotación, una recepción, una tacleada.

Hay jugadas que marcan la carrera de los atletas por diferentes situaciones, que inspiran respeto de los compañeros y hasta del rival y comienzan a convertir a jugadores en leyendas.




Eso puede haber sucedido el lunes por la noche con Patrick Mahomes, quien encabezó una remontada que parecía poco menos que imposible, incluso hasta cuando la orquestaba.

Los Kansas City Chiefs (4-0) tuvieron que remontar 10 puntos de desventaja a la mitad del último cuarto para derrotar 27-23 a los Denver Broncos (2-2) y mantener su invicto, gracias a un muy buen desempeño de su quarterback.

MAS EN ESPNDEPORTES.COM

%d bloggers like this: