Los Tuzos del Pachuca anunciaron la contratación del argentino Martín Palermo como nuevo estratega del equipo luego de la destitución del español Francisco Ayestarán por la derrota de 0-3 contra América. La futura llegada del argentino a México ha revivido momentos polémicos que hubo entre el ex delantero y el fútbol mexicano.

En los cuartos de final de la Copa Libertadores de la edición 2005 Boca Juniors y Guadalajara se veían las caras por primera ocasión en el torneo continental. En el partido de ida en Jalisco, Chivas sacó una ventaja contundente de 4-0 y el encuentro de vuelta parecía un trámite para la escuadra mexicana.

El partido en la Bombonera era pura tensión. Boca intentaba marcar el primer gol que le diera esperanzas de la remontada, sin embargo, el tanto no caía y el partido se hacía adulto. A finales del segundo tiempo, el mediocampista Alfredo Cascini le propinó un codazo a Adolfo "Bofo" Bautista, quien había vuelto locos a los argentinos en el juego de ida con un gol marcado y su creatividad en el último tercio de la cancha, y el árbitro solo marcó falta a favor de los mexicanos.

Palermo perdió la cabeza y fue a buscar directamente a Bautista para reclamarle por fingir la falta y supuestamente burlarse del rival. La leyenda del cuadro Xeneize increpó a Adolfo al hacerle señas de que carecía de valentía y otros ademanes. La cosa no paró ahí, Martín perdió el control hasta propinarle un cabezazo a su rival, cosa que el árbitro uruguayo Martín Vázquez no toleró, por lo que terminó expulsando a los dos protagonistas del altercado.

El "Bofo" se desentendió de las provocaciones del "Loco" y todo terminó cuando los compañeros convencieron a Palermo que debía abandonar el terreno de juego. En aquel episodio el entrenador de Boca Juniors, Eduardo Benítez, también perdió el control al escupirle la cara al futbolista de Guadalajara mientras la policía lo escoltaba hacia las duchas. Esto le costó la carrera al argentino.

Tras enterarse de que Palermo pisará próximamente suelo mexicano, Bautista no fue indiferente a la noticia, pues decidió reavivar aquel episodio con una publicación en Twitter llena de saludos al nuevo director técnico de Pachuca y un mensaje personal que dice "saludos para un tronco que no sabe perder". En la imagen aparece un jugador de básquetbol que señala el número cuatro con la mano, recordando aquella goleada que las Chivas le propinaron a los Xeneizes. Martín Palermo aún no se ha pronunciado al respecto.

%d bloggers like this: