La Copa Mundial de Rusia 2018 tiene prácticamente un virtual ganador en la competencia especial que ven los fanáticos entre Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, las estrellas de dos de los equipos más populares en el orbe y de mayor trascendencia como son Real Madrid y Barcelona.

De los 51 goles marcados al momento en el torneo de naciones, Cristiano Ronaldo es el jugador que más anotaciones tiene con cuatro, los cuales han representado el mismo número de puntos para Portugal al momento para colocarse en la cima del grupo B de la competencia empatados con España.

Cristiano se convirtió en el primer juego de Portugal en este Mundial, en el cuarto jugador en la historia en marcar gol en cuatro ediciones de Copas del Mundo en compañía de Pelé, Uwe Seeler y Miroslav Klose, pero además, con su cuarto gol en el torneo, el del triunfo ante Marruecos, superó a al húngaro Ferenc Puskas como máximo anotador en selecciones europeas con 85 tantos.




Si no está Portugal con los dos pies en la siguiente fase es por el tremendo juego que protagonizaron ante España que terminó empatado a tres goles, pero saldrán como favoritos sobre Irán para confirmar su buen paso en el torneo a pesar de que los persas no han hecho para nada un mal Mundial.

Del otro lado, Messi, quien también carga con la presión de su selección y ha competido con Cristiano para saber quién es el mejor jugador del momento, no sólo se ha ido en blanco en 180 minutos en Rusia 2018, sino que además lleva un penal errado en el primero de dos juegos, ante Islandia, y no pudo hacer la diferencia ante Croacia en el segundo.

Peor para Messi es que sus compañeros no han respondido y hoy Argentina necesita una combinación de resultados para poder acceder a la siguiente fase al ubicarse actualmente como tercero del Grupo D y ya con dos juegos, lo cual permitiría que Nigeria e Islandia los dejen como últimos si se combinan resultados.

Las matemáticas ayudan a Argentina, pero no el funcionamiento en los estadios rusos y con el vestidor no en su mejor forma y la presión absoluta, la situación no es la ideal para Messi, que en el papel debería ya estar calificado a estas alturas a la segunda ronda.

Fuente: ESPN Digital.

%d bloggers like this: