Marco Fabián uno de esos mediopunta que por su velocidad se pueden acomodar en cualquiera de las dos bandas e incluso, como en el caso de la Unión, en el centro como falso 10.

Su fútbol esta basado en las diagonales hacia adentro y en recibir por dentro como recibir por fuera. Por dentro colabora en el orden y la creación de juego e intimida con sus disparos de media distancia que es donde más se la pasan en este Philadelphia Union, aprovechando ademas su habilidad para ir progresando en el campo de juego rival.

No se espera que baje mucho a colaborar en defensa, ni Ilsinho ni Alejandro Bedoya suelen prolongar sus ayudas en ataque y Marco estará distrayendo en el centro del campo intentando recuperar y realizar sus penetraciones.

De cara a imaginar al ganador en un hipotético mano a mano con los defensas centrales del Sporting (Besler y Fontás) habría que adivinar qué versión del mexicano se verá en Kansas CIty. Si se muestra como un lateral impulsivo como él del Frankfurt, un tipo con tanto quiebre de cintura como el tapatío podrá hacerse fácilmente de su espacio y cuajar algunas acciones de peligro, entonces la zaga de Kansas City deberá trabajar en él escalonamiento ya sea de Besler con Sinovic, como de Fontás con Zusi (de floja actuación frente a New York) . Ahora, si se muestra como el habilidoso 10 creativo que suele aparecer en los partidos decisivos de la selección de México, Sporting tendrá qué hacer bajar a Ilie Sánchez a una línea de 5 entre los dos centrales para no darle espacio de disparo.

Marco Fabián prioriza su pierna derecha mucho más que la mayoría de los zurdos, casi siempre busca la salida hacia dentro, y cuando el rival se la tapa y le fuerza a irse por fuera, a menudo recorta para centrar con la pierna buena en vez de poner la bola con la mala. Si Picaut o Burke se abren y le centran la bola hacia el centro, su velocidad entrando al área haría el resto.

En él partido inaugural contra Toronto Marco Fabián terminó recibiendo más pelotas por la banda que en el centro, y eso porque el centro, en el inicio de las jugadas, suele pertenecer a Bedoya. Alejandro es el típico segunda punta que sin ser un 10 puro, crea fútbol a partir de su desequilibrio. Su primer control es preciso y, sobre todo, dañino, se orienta con velocidad para crear peligro, y tras ello corre más rápido de lo que aparenta, amén de poseer técnica para cambiar de dirección varias veces durante el mismo slalom. A esa conducción suma una visión para el último pase que lo convierte en el jefe de los contragolpes de la Unión. Si Sporting, como se espera busca la posesión, sin duda Bedoya será su mayor amenaza. Siempre relativizando, porque, si bien es posible que haya ofrecido su versión más madura, la experiencia en Europa de Marco será un factor a tener en cuenta frente a jugadores de libro como Sánchez y Fontás. No estamos hablando de una máquina de producir goles. Ni mucho menos. Aunque a veces lo insinúa.

En cuanto a sus zonas de influencia, se trata de un atacante de tres carriles. Ama el centro, pero atesora tanto piernas como movimientos para caer a cualquiera de las dos bandas, y las alterna de manera casi equitativa. En este sentido, a la hora de transitar, y teniendo en cuenta que se encontrará enfrente un 4-3-3, donde más daño podrá causar será en su perfil izquierdo, que es el defendido por Zusi. En cualquier caso, si Philadelphia sé junta en un equipo corto en medio campo, Un Marco Fabian abierto tendría superioridad contra cualquiera de sus centrocampistas (Roger está suspendido por tarjeta roja). Ilie y Felipe Gutiérrez deberían formar triangulaciones desde sus sectores con él central y él lateral para encerrarlo a Marco y anularle esa capacidad creativa con el balón.

Lo cierto es que Philadelphia Union llega este domingo a Kansas City en la fecha 2 de la MLS y tendremos el placer de ver en accion a uno de los mejores jugadores del continente, aque en Kansas City.

%d bloggers like this: