Porque antes de ser jugadores de beisbol, son seres humanos y aún así nos atrevemos a juzgarlos, criticando las decisiones que van tomando en cualquier momento de su carrera.

Me gustaría citar una frase que cae como anillo al dedo en esta época del año que dice más o menos así ” En el beisbol como en la Vida hay que tomar decisiones” y sea cual se la decisión que elijan van a ser señalados por unos y venerados por otros.

Hay jugadores que por su buena labor, por sus buenas actuaciones, por sus buenos resultados dentro del terreno de juego logran captar la atención de otros equipos ganando prestigio, pero sobre todo más oportunidades en el mercado de traspasos y con esto elegir a que equipo representar la siguiente temporada.

La mayoría de los seres humanos en esta vida tenemos metas ya sea a corto, mediano o largo plazo. Algunos buscamos una mejor oferta de trabajo para ganar más dinero y solventar los gastos que tenemos cotidianamente, hay quienes tomamos la decisión de movernos de ciudad o país en busca de un lugar donde nuestra familia viva más cómoda. En otro de los casos estamos a los que nos obligan a seguir en el mismo lugar aunque no nos estemos sintiendo bien y aguantamos cualquier tipo de cosas para no ser señalados por los demás, algunos preferimos quedarnos en el mismo sitio porque es aqui a donde pertenecemos sentimos tanto orgullo por este lugar que ni por todo el dinero del mundo que nos ofrezcan tomaríamos la decisión de movernos de aqui por el gran amor que sentimos por esta tierra.

Por otro lado estamos a los que llegan y nos dicen, tu ciclo en este lugar de trabajo termino ya no me sirves más, tienes que irte porque tú puesto a sido ocupado por otro trabajador sin darnos otra opción más que dejar un lugar donde deseábamos estar por mucho tiempo más.

Asi es también para los jugadores de beisbol buscan un balance en todos los aspectos de su vida para sentirse plenos y con esto ofrecer su máxima expresión deportivamente hablando. Ellos también tienen que volver a la realidad después de unas vacaciones pasando por su mente la expresión de “ya mañana a trabajar”

Las cosas llegan cuando menos te lo esperas y de este modo sorprendió al ganador de tres anillos de serie mundial Sergio Romo el jugador lo llamo Ironia de la Vida, desde niño había sido fanatico de los Dodgers de Los Ángeles más sin embargo en el Draft fue seleccionado por el rival de enfrente ni más ni menos que por los Gigantes de San Francisco defendiendo esos colores con mucha garra y entrega dejando de lado sus sentimientos de la infancia al ponerse la camiseta de los Gigantes, ocho años después por algún motivo razón o circunstancia el destino se encargó de ponerlo en una difícil situación cuando se convirtió en jugador de los Dodgers. Fue muy cuestionado este movimiento por la mayoría de los fanaticos comentando sorprendidos que sería muy difícil ver a Romo con otro uniforme que no sea el de San Francisco. En una entrevista realizada hace poco Sergio Romo declaró “me dio mucho gusto ponerme ese uniforme de los Dodgers, tambien para darle ese regalo a mis abuelos y a mi familia.

Dejando claro que su elección fue para hacer sentir bien a sus seres queridos.

Otro ejemplo digno de admirarse es el de la trayectoria del ex jugador Derek Jeter quien se mantuvo siempre fiel con el equipo de los yankees de Nueva York dedicando toda su carrera deportiva a uno de los equipos más emblemáticos dentro de la gran carpa veinte años jugo para los bombarderos del Bronx. Sin duda alguna uno de los estandartes de Nueva York que se le puede agregar la frase “Quiero agradecer al buen señor por hacerme un yankee” (Joe Dimaggio) el día de hoy derek jeter es quien lleva las riendas de los Marlins iniciando una nueva etapa ahora como dirigente de un equipo.

Asi podríamos seguir poniendo ejemplos de situaciones que han pasado en las transferencias de jugadores dentro del beisbol pero el show debe continuar y usted amigo aficionado que haria si en este momento le llegara una nueva oportunidad de empleo donde le van a pagar mucho más dinero del que gana hoy en su actual trabajo se va o se queda?

Por:Efren Núñez Jurado