El goleador sueco de Los Angeles Galaxy, Zlatan Ibrahimovic, se marcó todo un desafío de cara a la nueva temporada de la Major League Soccer (MLS) de Estados Unidos: reescribir el libro de los récords.

El delantero de 37 años presentó el domingo las nuevas equipaciones del Galaxy, y luego declaró ante una multitud de seguidores sus ambiciosos planes para 2019.

"Esta temporada les traeré algo a ustedes. Romperé todos los récords de la MLS", dijo Ibrahimovic, quien anotó 22 goles y dio 10 asistencias en 27 partidos de la campaña anterior.

El Galaxy, que empieza la temporada en casa contra Chicago el 2 de marzo, registró balance de 13-12 con nueve empates en 2018 y no clasificó a los playoffs por un solo punto.

Ibrahimovic tiene ante sí el reto de superar el récord de nueve encuentros consecutivos marcando, una asistencia en ocho y cuatro goles en una mitad de partido.

El venezolano Josef Martínez, de Atlanta, estableció el récord de goles en una temporada de la MLS con 31 antociones en 34 partidos el año pasado.

El retirado colombiano Carlos Valderrama, con Tampa Bay, estableció el récord de asistencias con 26 en 32 juegos en 2000.

Por otra parte, fiel a su forma de ser, Ibrahimovic desató las risas de los presentes cuando se le preguntó como iba terminar la serie Juego de Tronos.

"Conmigo en el trono", contestó.

El atacante sueco llegó al equipo norteamericano en marzo de 2018, venía de jugar con el Manchester United.

El ex jugador del Ajax, Juventus, Inter, Barcelona y Manchester United, no tuvo problemas para acoplarse rápidamente al estilo de juego de su nuevo equipo y disputó 27 partidos, llegando incluso a ser el capitán en algunos de ellos.

%d bloggers like this: